Diferencias entre vaso y taza

Diferencias entre vaso y taza

El vaso y la taza son utensilios que se usan en el hogar y que sirven más que todo para tomar líquidos de cualquier tipo, bien sea un buen café, un refresco, jugo recién hecho, entre otros. Ambos mantienen un mismo uso, pero a veces suelen confundirse porque son “similares”.

Ambos recipientes son pequeños y cumplen misiones equivalentes, pero también existen diferentes diseños los cuales pueden diferenciarse de manera notoria. Algunos vasos no están condicionados para hacer algunas tareas que las tazas y viceversa. La mayoría de estos utensilios también pueden diferenciarse por el tipo de material del que están hechos.

Vaso

Diferencias entre vaso y taza

El vaso es un recipiente que sirve para trasladar cualquier líquido. Por lo general suelen ser de vidrio para mayor comodidad de uso y se pueden clasificar en tres diferentes tipos: vaso corto, largo y “chupito”. A pesar de estas clasificaciones, los vasos también tienen sus propios diseños y nombres para poder diferenciarse de otros.

Existe el vaso tipo té, que es un vaso largo y es donde se sirve el té frío. El vaso tipo frío, es cual funciona para poder tomar agua y también es usado para envasar cualquier tipo de mermelada en algunos países. El tipo highball es donde se pueden servir algunos cocteles alcohólicos y que estos se puedan lucir dependiendo de los colores. El tipo “chupito” es el que se usa para realizar shots de bebidas alcohólicas. Estos suelen ser más pequeños que los vasos cortos y hasta se toman solamente con los dedos para mayor comodidad.

Con el tiempo, los vasos fueron cambiando de forma y de material dependiendo de la modernidad de la vida. Actualmente se pueden ver vasos de plásticos, de metal, cartón, y más. No se debe confundir el vaso de cerámica ya que estos sirven para adornar los hogares y son llamados comúnmente “jarrones”.

Taza

Diferencias entre vaso y taza

La taza, en cambio, es un pequeño recipiente que tiene una sola asa en donde se le pueden agregar diferentes tipos de líquidos calientes, como el café o una sopa. En ciertos países estas tazas son llamadas “pocillos” y pueden tener diferentes formas y tamaños, pero lo que las caracteriza como tazas es que pueden tomarse mediante el asa que tienen a uno de sus costados.

Las tazas pueden ser de diferentes materiales, como cristal, plástico, aluminio, cerámica y más, pero originalmente se presentaron al mundo de porcelana, ya que eran más estilizadas, podían tener diferentes diseños y eran un perfecto ejemplo de la representación social, ya que quienes poseían tazas de cerámica o porcelana eran quienes tenían grandes bienes y lujos.

En el siglo XVIII se utilizó la taza como un ícono social y esto se incrementó durante las horas de té, donde en Reino Unido se acostumbra tomar el té a las 3 de la tarde mientras que en China se tomaba el té a las 5 de la tarde. Este refinamiento social aún existe en la actualidad y también es parte de la representación de las bellas artes, donde cuadros y esculturas retrataban aquellos momentos sociales.

ESCRIBE EL PRIMER COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*