Diferencias entre tensión y estrés

Diferencias entre tensión y estrés

Tanto el estrés como la tensión son  condiciones que pueden enfermar a una persona. Estas dos son los elementos claves que pueden llevar a un individuo a un estado de infelicidad. Sin duda alguna ambas se relacionan, aunque consideramos necesario conozcas cuando estás bajo tensión o cuándo bajo estrés.

Estrés

El estrés es la acumulación de problemas que obligan al organismo a responder. Pueden ser preocupaciones, excesos, una vida complicada, tener que hacer muchas cosas al mismo tiempo. Por lo general el estrés responde a situaciones negativas en la vida de una persona. Un estado de estrés genera un desbalance hormonal que se lleva a cabo en el organismo, el cual tiene efectos en la química del cerebro.

Diferencias entre tensión y estrés

Las personas tienden a estresarse en los momentos que los acontecimientos superan su capacidad de adaptación. Son muchos los conocedores de la materia quienes afirman que un estado perenne de estrés puede desencadenar enfermedades en el organismo. Algunos pueden ser unos simples malestares físicos como náuseas, nerviosismo y dolor en general. Hay casos como el cáncer cuya causa puede ser el estrés. Como vimos el estrés es una respuesta ante algo que puede generar otras afecciones.

Tensión

La tensión es una presión mental. Una persona tensa puede sentirse amenazada por el entorno. Se puede generar por un desorden en el organismo. La presión alta, problemas en el sistema nervioso u otros pueden ser detonantes de este padecimiento. Cuando  llega hasta el extremo el individuo puede colapsar.

Diferencias entre tensión y estrés

Este tipo de estado en el individuo puede ser causado por un estado intenso de estrés. Se puede sentir a nivel muscular, físico e incluso mandibular. Ambas patologías son de origen psicológico. Los especialistas recomiendan para tratarlas terapias, meditación, practica de ejercicios, escuchar música, etc. Por supuesto hay que hacer un gran trabajo mental para aprender a afrontar los problemas desde otra perspectiva. De esta manera se evitaría caer en estrés y por tanto producir tensión en el organismo.

 

 

ESCRIBE EL PRIMER COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*