Diferencias entre reformar y redecorar

Diferencias entre reformar y redecorar

El hogar, muy a menudo, sufre de cambios como nosotros a lo largo de la vida. Reformar o redecorar pueden ser alguno de ellos. Los estilos y las modas van y vienen. Y a veces nos ocupamos de tener el hogar con un estilo actualizado. Tal vez de contar con áreas cómodas y prácticas.

Cualquiera de estos procesos amerita una reforma o simplemente una redecoración. ¿Cuál es la diferencia entre las dos? Para entenderlo definiremos ambos conceptos y te permitirá tener mayor claridad de lo que quieres hacer en tu casa.

Reformar: un cambio drástico

Cuando queremos darle un toque distinto a nuestro hogar surgen ideas y muchas de ellas tienen dos vertientes. Para hacer menos el parloteo, la reforma es la opción más elegida pero también la más complicada. Se diferencia de la redecoración por dos simples cosas: lleva más tiempo y es más costosa.

Diferencias entre reformar y redecorar

Cuando se habla de una reforma se trata de hacer algo nuevo. Tumbar paredes para construir unas nuevas. Agregar paredes falsar, cambiar azulejos, romper piso, etc.  Al final todo debe lucir como nuevo.

Esta clase de proyectos suele llevarse más de unas cuantas semanas. Esto nos deja ver  un poco el gasto o la inversión.  Aunado a los materiales, está la mano de obra del personal.

Las reformas buscan darle un nuevo aspecto a una estancia por lo cual siempre se necesitará un plan B. Durante el tiempo de su ejecución el lugar quedará parcial o totalmente inutilizado.

Redecoración: cambios notorios pero en sencillos pasos

Como su nombre lo indica, una redecoración es darle otro toque y aspecto a cualquier área de nuestro hogar. No se requiere de un equipo de trabajo muy grande para realizarla. El costo o inversión es mínimo.

Diferencias entre reformar y redecorar

Pongamos un simple ejemplo: tenemos una decoración bastante llamativa, pero queremos ahorrar espacio y hacerla más minimalista. Con sencillos pasos tendremos todo lo necesario sin gastar tanto. Especialmente si se siguen las líneas de decoración actuales basadas en lo simple y moderno.

Para la redecoración basta con cambiar o incorporar algunos accesorios. El gasto depende de lo que decidas cambiar o adquirir. Puede ir desde unos cojines o cortinas hasta muebles y estantes. Al redecorar puedes obtener ingresos vendiendo las cosas que no usarás. El proceso de redecorar es muy sencillo y rápido. No tienes que dejar de usar una estancia para completar el proceso.

 

ESCRIBE EL PRIMER COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*