Diferencias entre corrector e iluminador

Hoy día el mundo del maquillaje se ha diversificado muchísimo. Por ello muchas veces confundimos el corrector con el iluminador. Confundirse en medio de nuevos productos presentes en el mercado ya es común. No hay por qué angustiarse. Esto nos permite aprender algo nuevo sobre maquillaje. En esta ocasión vamos a aprender a diferenciar el corrector del iluminador.

El formato de empaque de estos productos es muy similar. En consecuencia, el avance dentro del mundo del make-up está dirigido a diseñar mejores empaques para comercializar con mayor efectividad cada producto. Pero la diferencia más contundente es su uso y función.

Corrector

El corrector tiene como función básica ocultar imperfecciones presentes en el rostro. Se trata del producto utilizado para tapar las sombras oscuras ubicadas debajo de los ojos también llamadas ojeras. Permite igualmente corregir manchas, unificar el tono de la piel en determinadas zonas del rostro.

Diferencias entre corrector e iluminador

El corrector básicamente se utiliza en las ojeras. Es de contextura líquida y por lo general de tono más claro que la piel. También viene en formato de barra, en lápiz y compacto. Se aplica con un pincel de cerdas rígidas, no tan largas. Su aplicación puede ser en otras áreas puntuales como esconder granitos, lunares, pecas o cicatrices pequeñas.

El corrector viene de distintos colores como naranja, rosa, verde, amarillo, beige, blanco, cada cual con una función específica.  Muchos de estos productos vienen con un aplicador incorporado sin embargo, es mucho mejor utilizar un pincel adecuado.

Iluminador

El iluminador se utiliza para resaltar rasgos del rostro. Ilumina para ofrecer mayor definición. Es el que otorga ese aspecto similar al de una estrella. Se aplica con pincel o con las yemas de los dedos. Algunos traen una esponja para facilitar este proceso.

Diferencias entre corrector e iluminador

El iluminador se utiliza muy poco. No es un sustituto ni debe confundirse con la base. La cantidad de iluminador a aplicar es realmente poca. Se recurre a su uso en ocasiones especiales. No se limita al uso de noche o de día. Más bien permite el atrevimiento en el maquillaje para generar looks divertidos.

Se aplica por lo general en los puntos altos de tu cara. Entre los beneficios que ofrece está realzar los pómulos y la mirada, ampliar la frente, disimular narices anchas.  El iluminador suaviza y afina rasgos. Es una herramienta básica del maquillaje para erradicar del rostro ese aspecto apagado, le da vida.

ESCRIBE EL PRIMER COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*